¿Pecamos de optimistas?

jueves, diciembre 27, 2007

Lo cuenta Eduard Punset en su blog. Nuestra naturaleza es optimista.


Lo que estamos descubriendo en los laboratorios es que nos comportamos de forma optimista, aunque la realidad esté indicando lo contrario. Somos optimistas por naturaleza. Es decir, que pecamos invariablemente de optimistas para no sumirnos en los avatares íntimos provocados por la depresión y el pesimismo. Evolutivamente, las cosas han sido tan duras que aquellos organismos modelados por corrientes optimistas llegaban en mayor número a buen término. Para poder sobrevivir nos engañamos a nosotros mismos haciéndonos creer que el futuro será más fácil que ahora. Al esperar noticias positivas y generar con ellas imágenes mentales seductoras, desempeñamos una función adaptativa: modelamos el comportamiento presente en función del objetivo futuro.

¿Había que recurrir al laboratorio para esto? Porque si no piensas que las cosas van a salir medianamente bien, vas listo para hacer nada. A veces lo hacemos, incluso sabiendo que saldrá mal. Eso sí que es optimismo.

15 comentarios:

batanero dijo...

El optimismo para afrontar el día a día, o la necesidad de creer en algo sobrenatural para no temer la muerte. Viejos mecanismos de defensa.

Saludos.

cruzcampo dijo...

Lo malo es cuando empiezan a fallar los mecanismos, que esa es otra.

Yo hay cosas que hago sabiendo que fracasaran , pero las hago, porque ya solo me importa hacerlas. Y no el resultado que me den.

Isle dijo...

Efectivamente siempre solemos engañarnos a nosotros mismos, y a menudo solemos nadar contracorriente. Pero gracias a eso precisamente, unos pocos elegidos han conseguido hazañas increíbles a lo largo de la historia.
Solo con optimismo se consigue el afán de superación.

Chesk dijo...

Bueno, es lo que suele ocurrir: la gente da dinero para investigar cosas ya sabidas, o que no tiene ningún beneficio para nadie. Es como los estudios esos de si el hombre es más infiel, o la mujer más rencorosa...

Aún así, yo me saldría del patrón: no soy nada optimista. Prefiero verlo todo negro para así si es blanco alegrarme el doble. :)

No Amarás dijo...

gracias por no concluir el año con una entrada cursi y vanalmente y simplificada como: FELIZ 2008 PARA TODOS (aunque es un lindo deseo para compartir con udss!!...)

cruzcampo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cruzcampo dijo...

Lo he borrado sin querer.
Decia que gracias por la visita, que me asomare a sus historias, No amaras. Que un curioso mandamiento exhibe en su nick. Lo conocia.

Saludos

cruzcampo dijo...

...para así si es blanco alegrarme el doble

Bueno Chess, ahi veo algo de optimismo... :)

Freman dijo...

La felicidad está en las drogas... preferiblemente, en las endógenas. Yo he vuelto al gimnasio: media hora de intenso sufrimiento físico, tres veces a la semana, a cambio de un nivel estable de endorfinas en el torrente alcohólico. Parece mentira, pero funciona.

El Instigador dijo...

El optimismo es esa sensación que queda cuando destierras el pesimismo de tu vida porque no te ha conducido a nada bueno. No creo que el hombre nazca optimista, pero no cabe duda que siendo pesimista, a lo más que llegas es a pensar que el mal olor de tus pies se deba a la mala calidad de los zapatos y no a tu falta de higiene. O algo así.

Saludos

cruzcampo dijo...

Si Freman, hay mucha quimica en esto de la euforia. Me encanto eso del "intenso sufrimiento" en el gimnasio.:)


Hola Instigador, si, es como si no quedase mas remedio que serlo , para hacer algo, por narices.

Fray Josepho dijo...

Un saludo liberal a este interesante bloguero, en cuyo blog he aterrizado por casualidad.

cruzcampo dijo...

Muchas gracias por su comentario y su visita, Fray Josepho , palabras buenas para el optimismo, Saludos!

Marta Bass dijo...

"La vida merece ser vivida en colores". Siempre me adherí a esa frase y más allá de que sean investigadores científicos o sicólogos quienes lo estudien, el optimismo de esa frase me sirvió en duras etapas para seguir, salir de esos momentos y ser feliz. Todas las palabras las inventamos los hombres , así que "Positivo" "Negativo" carecen de verdadera importancia , puedes ser como Chesk y ser feliz , si eso vale , pues que valga.
Cruzcampo:
Gracias por tus comentarios.
Si lo que publicarás en el blog es serio no tendré inconveniente para que coloques alguna pintura mía en el.
Marta Bass

cruzcampo dijo...

Gracias Marta y gracias por tu visita, te lo dire, para ver que te parece, cuando vaya a hacer algo que alguna obra tuya me ayude a ilustrar.
Un abrazo