Pyidaungzu Myanma Naingngandaw

jueves, octubre 11, 2007

¿Cómo??? Ahh, Birmania. O Myanmar, que significa “país maravilloso”, un nombre ya citado en los escritos de Marco Polo y elegido por la Junta Militar Comunista en el 88 para hacer con el país, pues eso, maravillas. Un país maravilloso fundado hace mil y pico de años como brote independiente nacido de la India oriental.

Ser birmano es vivir en el dolor, justificado por el karma. Y es ser birmano y hablar en birmano, o ser shan y hablar shan, o ser karen blanco o karen negro, o ser mon y hablar pegu, o ser lisu y hablar lisu, o ser chin tedim, o ser khun y hablar en khun y toda una lista larga de eso que los cursis llaman hechos diferenciales. Con tanto colorín podía haber pasado desapercibida la llegada de los mongoles en el siglo XIII o la de los portugueses en el XV, pero la verdad es que no. Los primeros llegaron a avasallar bastante y los segundos a comerciar y saquear un poco la ruta asiática y/o sacarse una plata como mercenarios en los líos tribales del momento, todo dentro de una Historia como tantas otras, llena de invasiones, brutalidad, inocencia, rostros pálidos del oeste, varios intentos de unificación como el del emblemático Alaungpaya y unos británicos a los que su lluviosa isla siempre se les quedó pequeña.




Porque hace ciento y pico de años los ingleses ya andaban por allí para preservar la India y dominar el flanco sur, que quedó así separado del norte. No le sirvió de nada activar el nacionalismo antibritánico y cepillarse a unos cuantos estorbos a la reina Supayalat, una señora rarísima casada con su medio hermano que gobernaba por esos tiempos la parte de arriba. Los europeos, como se veía venir, ocuparon rápidamente la zona restante forzando a la pareja real a salir corriendo hacia la India.

También se presentaron por allá los japoneses dando bastante mala vida hasta que los Aliados y el padre de Aung San Suu Kyi se los quitaron de encima al término de la Segunda Guerra Mundial. Lo malo es que años después todo se fue al garete con la revolución comunista, que como todo el mundo sabe, arregla los problemas allí donde los crea el despiadado pequeño burgués y reparte la pobreza procurando que llegue puntualmente a todo el mundo menos a los que la reparten. A partir de ahí, ya saben. Golpes de estado, otra vez Myanmar por Birmania, otra vez derechos humanos a tomar vientos, torturas, traslados forzosos, tiros de mortero, subidas escandalosas del coste de la vida, etcétera etcétera. Y a ver si se había creído la candidata demócrata Aung San Suu Kyi que le iban a dar la gestión del país con piedras preciosas, opio, petróleo y demás, sólo por la tontería de haber ganado por goleada unas elecciones en 1990.



La revuelta de este mes pasado nos ha traído mas de lo mismo , la represión brutal de sus gentes y de unos monjes que han demostrado lo bien que te va cuando pretendes ser escuchado en un mundo sordo. El presidente español, por ejemplo, ha dicho que aún es pronto para tirar conclusiones sobre este mar de injusticia universal. Usted tranquilo, saque conclusiones cuando quiera. Otros presidentes occidentales ya las han sacado condenando la dictadura mientras que China e India andan por ahí vetando, lo que nos lleva a la ONU, que contundente a tope, ha enviado a un esbirro a pedirle a la Junta Militar que se corte un poquito, que la gente está mirando.

¿Nos olvidaremos del país myanmareño en un par de meses? Sus dictadores no. De momento se protegen entre montañas cerca de China para salir zumbando si llega alguien a poner las cosas en su sitio, que nunca se sabe. Y mientras tanto, cientos, miles de personas esperan hoy por hoy un destino terroríficamente incierto.

La Crónica de atrocidades aquí y aquí .
Actualización con lo último de Burma, también en Spanish Pundit.


Fernando Sánchez Drago en su blog :"Lo más probable es que el Dos de Mayo septembrino de Rangún se quede, como el de Goya, en recuerdo triste de descargas de fusilería y sea el cáncer de páncreas de Than Shwe lo que en último término active, como con la muerte del Caudillo sucedió en España, el proceso de apertura, modernización y transición a la democracia de uno de los pocos países inocentes, pacíficos y amables, por mérito de sus gentes y sus bonzos, que hoy quedan en el mundo".

5 comentarios:

el instigador dijo...

Free Burma. Gracias por la información extensa y el esfuerzo de contarnos lo que no sabemos.

cruzcampo dijo...

Gracias a usted por la lectura, instigador.

Lady Vorzheva dijo...

Me ha gustado mucho :D
Sobre todo, porque historia de Birmania yo sé poca, aunque de lo de ahora puedo decir que me voy orientando ;)

cruzcampo dijo...

Bueno, son cuatro cosas nada mas, por cierto ya esta actualizado. :)

pedro benitez dijo...

la verdar es triste leer esta cosas, y nadie se imagina q todavia hay gente viviendo cosas horrorosas