Misión Suicida

domingo, abril 08, 2007

Dicen que la mejor recomendación para mantener la calma era ir a echar un pis antes de levantar el vuelo para adentrarse en el océano y escogorciarse contra un portaviones americano. Y bueno, no es tan extraño, quiero decir. No puede ir uno meándose a hacer la guerra y mucho menos si no va a volver.

Hablamos de los Kamikaze, pronunciado Xinpu en la escritura Canji, o en castellano, Viento Divino, un sistema de actuación militar estratégica "inventada" por el Vice Almirante Takihiro Onishi hacia 1944, cuando los japoneses tenían claro que estaban perdiendo la guerra en el Pacífico. La guerra junto con los barcos, los aviones, las ideas y la paciencia. En ese momento en que las tropas norteamericanas avanzaban hacia las islas niponas ventilándose pilotos y aviones enemigos como si nada antes de pasar por Filipinas en el tramo final.


Yukio Seki

Y frente al avance aliado los japoneses no tenían ni aviadores experimentados, ni suficiente numero de jóvenes, ni tiempo para prepararles. Así que nuestro Takihiro ni se lo pensó dos veces para proponer esta novedad que como toda novedad escalofriante, necesitaba un eufemismo bonito: Escuadrones de Ataque, jóvenes pilotos sin experiencia a los que se les prometía un nombre grabado en alguna placa de la plaza de su pueblo y chutando, ni tan mal. Pero nada de paraíso , huríes o historias. Bastaba con vender el cuento del perfecto Samurai, el guerrero fiel al servicio del amo, en esta ocasión, el Emperador. Y así se pasaba un barniz de cinismo y heroísmo en una guerra hecha deprisa y corriendo plagada de intereses ocultos en los que el kamikaze sólo era un tonto útil, una pieza de recambio que se creía un fiel guerrero medieval cumpliendo el código del Bushido.

Y lejos de salir corriendo para otro lado, muchos de estos críos que apenas podían ganar una batalla en la maquinita del bar de enfrente, hasta daban el coñazo a sus Jefes de Escuadrón con la cosa de servir así como Samuráis del cielo, sin seguro ni nada y a pelo, mientras redactaban cartas para sus familias al estilo de "
mamá, esto no es lo que parece" o " hijo mío, no envidies a otros niños con sus padres, que tu padre será recordado como un ......"....



Yukio Seki , ese de la foto, fue el primer Kamikaze en el Air Group numero 21 de Philipinas. Veintitrés añetes y entrenado en la poesía del suicidio militar con románticas descripciones como "ves la cara tu madre, que ni llora ni grita y oyes el final , como si fuera el ruido de un cristal roto..."

Entre los aliados, el pasmo y el tembleque. Entre los japoneses y sus cristales rotos, el silencio, cuando no el escepticismo. "Mienten", dijo Saburo Zakai , un alto militar de la armada japonesa, quedándose calvo del esfuerzo neuronal. Y Onishi tampoco podía creérselo al ver caer la bomba sobre Hiroshima, cuando probablemente pensó lo poco que había valido tanto suicidio y de perdidos al río , el Vice se hizo un Harakiri que duró un día entero.





Se ha comparado alguna vez el suicida japonés con el boomber jihadista islámico... Poco que ver. El Kamikaze, al que no justificamos en este post sino simplemente describimos, estaba en una guerra regular y no escondido en las calles, detrás de los inocentes. No actuaba tanto por fanatismo sino por disciplina; no disfrutaba tanto la muerte de un americano sino la servidumbre a un Emperador, y no tenía esa estúpida seguridad de los árabes sino miles de sombras de dudas. No era religión o jihad, sino el producto de una política militar dura y cruel y una mentalidad plagada de chorradas de honor.

Ellos eran jóvenes , apenas
niños, como jóvenes suelen ser las dianas eternas de las comeduras de tarro, son los corderos encantados con cuentos paranoicos, los que a veces viven sin saberlo, al servicio de los viejos lobos.

POST CRUZADO

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo sí que los justifico, máxime frente a la barbarie nuclear.

Chesk dijo...

Querido anónimo, ¿lo justificas como medida preventiva a una bomba atómica que no sabían que se iba a lanzar contra ellos?

¿o es que acaso los japoneses sabían qué iba a deparar el futuro con su bolita de cristal?

Ains..

Difícilmente es justificable que unos mandos "obligen" a sus tropas a suicidarse ante un objetivo nada claro. A las madres, novias, mujeres y familiares de estos niños a lo mejor les vale de consuelo una placa en una plaza, pero ellos ya no están ahí para contarlo.

Precioso post, Cruz. :)

Anónimo dijo...

Querida Chesk, como bien sabrás no podían ser kamikazes ni los casados, ni los que tuvieran hijos....
Mishima tal vez...

Anónimo dijo...

Por cierto, no desconocerás que en el planteamiento inicial de los aliados, el objetivo prioritario en un primer momento para lanzar la bomba atómica era Berlín...
Justificable parece ser tanto los obscenos nombres con los que "bautizaron" a las bombas, como el que Truman con satisfacción, manifestara tras los devastadores efectos producidos, que nunca el hombre había estado tan cerca de Dios...
Ains...

Anónimo dijo...

"Dicen que la única recomendación que les daban para mantener la calma era ir a echar un pis antes de levantar el vuelo para adentrarse en el océano y "escogorciarse" contra un portaaviones americano. Y bueno, no es tan extraño, quiero decir. No puede ir uno meándose a hacer la guerra y mucho menos si no va a volver".
Pues según el tal Escohotado, al que ud. considera único en su especie afirma:" Los pilotos japoneses, especialmente los kamikazes, vuelan literalmente embalsamados de metanfetamina"(...)"Historia de las drogas,2, pag.398".
Cuanto concepto alegremente utilizado, personalmente lo que me resulta difícilmente justificable es
la falta de rigor y respeto...
Así como que Tojo o el "Emperador" entre otros muchos mandos militares, no se practicaran el "seppuku" antes de capitular...

cruzcampo dijo...

Si empiezo a asociar a los Kamikazes con las drogas, estoy poniendo una especie de atenuante y me saldria un anonimo diciendo que a ver si me creo que otros ejercitos y contextos no las utilizan, que soy un ingenuo y patatin. Pero si no lo hago, me sale un anonimo diciendome que no lo he hecho.

Si justifico a los Kamikazes, me saldria un anonimo diendome que justifico unas muertes y otras no. Como no he querido hacer justificaciones ni criticas, sino ser neutral, porque el post iba de otra cosa, me ha salido otro anonimo diciendo que si es justificable.

No es nada facil satisfacer a todos.

( lo del pis es cierto, es solo una anecdota, pero esta en los diarios militares...y tambien existieron Kamikazes con hijos, hay muchas cartas encontradas.)

Pero no importa ya, tampoco creo que sea cosa de renir por esto.

Saludos

cruzcampo dijo...

:)Gracias Chesk, es algo simple sobre la juventud , el dolor y la vulnerabilidad.

Anónimo dijo...

Sobre tu comentario cabe hacer muchas matizaciones, pero tienes razón importa, aunque no nos vamos a pelear
ni por esto, ni por otras cuestiones ;)...
Iba a citar a Spinoza, pero tengo entendido que Chesk se quedó dormida en una clase sobre Aristóteles, así que espero una mejor ocasión, ains...
Un saludo.

Isle dijo...

EEUU toma la decisión de lanzar la bomba atómica sobre Japón, solamente después de tener en cuenta el coste aliado de una invasión terrestre. Teniendo en cuenta la encarnizada resistencia nipona en islas prácticamente desiertas (como Guadalcanal por ejemplo), se calculaba que poner pie sobre Japón costaría mas de 600.000 bajas a los americanos.
Lanzar la bomba atómica fue una medida del todo reprochable y censurable, pero esta vez únicamente se trataba de decidir quien ponía los muertos. Teniendo en cuenta los excesos y brutalidades varias, de las tropas niponas en toda Asia y China en particular, tanto contra civiles como con soldados prisioneros, pues tenían todos los números en la rifa.
Pero analizando la esencia de este post, hay que compararlo con los conflictos actuales y no perderse con otras historias.
En parte entiendo al Kamikaze, y me guste o no me guste, sus acciones por lo menos eran cara a cara y al 95% siempre contra objetivos militares. Algo que no ocurre en la actualidad con los Jihadistas, quienes con tal de cargarse a un soldado americano (a veces ni eso), no les importa llevarse por delante a 50 civiles.
Escribía un gran Samurai y maestro del Bushido que “solo los grandes maestros tienen el privilegio de morir en la cama como ancianos”. A lo que actualmente podemos agregar que “solo los Imanes tienen el privilegio de morir en la cama, gordos, con varias huríes, y mientras sus acólitos se revientan las tripas en nombre de Allah”.
Es que ni hay punto de comparación.

Chesk dijo...

Señor anónimo, no se corte, haga como si no estuviera aquí. Total, siempre me he considerado un bicho raro. Imagínese, dormirse a las ocho y cinco de la mañana en una entretenida clase de Aristóteles.

Las generaciones logseras seguro que no tuvieron el mismo problema que yo: se quitó la asignatura como obligatoria. No saben quién es Aristóteles.

Anónimo dijo...

Los de E.G.B. tampoco tuvisteis demasiados problemas, desde Villar Palasí ya se sabe...

Chesk dijo...

Ya, ya lo sé señor anónimo...para algunos lo que hizo el franquismo fue lo mejor de lo mejor ¿verdad? xDDD

Anónimo dijo...

No es una cuestión de franquismo, el "Examen de Estado" es previo, lo estableció el régimen de Miguel Primo de Rivera, lo mantuvo la II República y se mantuvo hasta Villar Palasí...
Ains...
Ahora bien no creo que de los ministros del ramo que desde entonces han sido,soporten una comparación con Lora Tamayo, por ejemplo..., lo que no me impide admirar aspectos de la "Institución
Libre de Enseñanza", pero la "selectividad" del COU, y la ESO, es de vergüenza ajena....

Anónimo dijo...

Ni que decir tiene que la conocida como "ley Palasí" data de 1970, ¿te ubicas Chesk?,ains....