¿El final de una nación?

martes, enero 24, 2006

“Corría el año 2006 D.C., cuando el infame ZP acabo con la unidad y la existencia, del país antes llamado España. El presidente por accidente de todos los españoles, acabo por voluntad propia con todo un país, él más antiguo de la vieja Europa... ”
Seguramente, así empezara su programa radiofónico, el Cesar Vidal del siglo XXXI. Utilizando las tenebrosas efemérides que acontecen en la España actual.

Si, cuesta de creer, pero el peor escenario posible ya esta fraguado y listo para ser aplicado por el rodillo totalitario de la izquierda y sus secuaces naZionalistas.
Lo que no consiguieron los Árabes tras una invasión de 500 años, los franceses durante su ocupación de España, o el reciente “honrado” gobierno socialista del GAL... upss digo el gobierno Felipista del PSO?, resulta que va ha conseguirlo un individuo, que entro en la Moncloa aupado por una masacre terrorista de autoría desconocida y gracias a la muerte de 192 civiles inocentes.

Tiene gracia que quienes se autodenominan a bombo y platillo, como “nosotros los demócratas” (juas, juas), impongan con nocturnidad y alevosía una ruptura en toda regla, y sin consultar a la sociedad. Porque digo yo, que como ciudadano que paga sus impuestos y parte del sueldo a esta panda de traidores indocumentados, mi opinión y la de todos los ciudadanos de este país, debería ser tenida muy en cuenta.
Mas que nada, porque si no hay mas remedio que cargarse el país, por lo menos hagámoslo muy democráticamente. Que luego pasa lo que pasa, o podría pasar… lo que debería haber pasado hace mucho tiempo, que no es otra cosa que correr a puntapiés, a esta manada de cuadrúpedos.

Es increíble que mientras los países europeos pretenden unirse como nunca, en España la izquierda y los naZionalistas quieran separar, dividir y enfrentar. Algunos nunca cambiaran.
Pero es que además, estos nuevos ricos progres de la izquierda nos toman por idiotas, razón no les falta visto lo visto.
Pretenden hacernos creer que con semejante fantochada de estatuto, ninguna comunidad autónoma va a perder dinero. Eso que nos lo pregunten a los ciudadanos de Baleares, que cuando ni siquiera se hablaba del estatuto de los cojones, nos robaron un dinero ya presupuestado y que debía destinarse a mejorar la paupérrima red de carreteras de nuestra comunidad. Si, habéis acertado… nuestro dinero ahora mismo esta invertido en Cataluña, como no podía ser de otra manera. Mas vale no pensar en el expolio que podría sufrir cualquier comunidad, cuando se aplique el estatuto.

Se acabo la solidaridad, pero “la pela es la pela”. Sociatas y naZis catalanes, dicen que Cataluña aporta mas al conjunto de España, de lo que reciben. Esta claro que no les merecemos y que el mercado nacional, es demasiado poco para ellos. El IVA que pagamos por comprar productos catalanes, merece ser reemplazado por el de IVA de otras comunidades más solidarias y leales a la nación.
Años atrás me negaría en rotundo a separarme del resto de mis hermanos, me negaría a que se construyan muros de separación, o fronteras imaginarias. Preferiría continuar viviendo donde siempre hemos estado todos juntos.
Pero visto lo visto, si quieren largarse del conjunto de España, me parece bien. Pero con todas las consecuencias derivadas. Independientes al 100%, no una separación a medias para que puedan seguir chupando del bote y aprovechándose del esfuerzo de otras comunidades.

Pero como en el fondo soy un romántico idealista, (a bien seguro, como muchos otros millones de españoles), si no se convoca un referéndum o como mínimo, se cambian las formas de este atropello, me resistiré hasta mí ultimo aliento ante semejante imposición.
Podrán matarme, pero no callarme. No me arrodillare ante semejante chantaje.
El futuro de España, todavía esta en nuestras manos. ¿Se puede mirar hacia otro lado, sin hacer nada al respecto?

1 comentarios:

cruzcampo dijo...

Tal como se entiende la nacion , eso ya esta roto desde luego. Ademas esta roto moralmente, que es lo peor.